Hubieron o hubo dos personas


Del lat. Habere

Su significación original es tener: habemus Papa: tenemos Papa. En el castellano de los siglos XIV y XV XVI aún conserva esta significación: Unas casas quantas avíamos en Villa Nueva (Carta [Esp. 1289]); Habe paciencia si eres tú enojoso e grave a los otros en la tu conversación, et non eres así gracioso commo otros (Benedicto XIII Consolaciones [Esp. 1417]). que lo hagais asi pregonar y publicar poniendo sobre ello las penas que os paresciere, las cuales egecutareis en los que no lo cumplieren: que Nos desde agora los habemos por condenados en ellas: y por la presente mandamos á cualesquier Justicias [Anónimo , Real Provisión Esp. 1563]

Sin embargo, con este sentido, pronto perdió terreno en favor de tener, y haber se especializó como verbo auxiliar. Durante los siglos XVII al XIX sufrió varias transformaciones, una de ellas es la tercera persona del presente de indicativo Ha que adquirió la forma de HAY, por la contracción de ha allí:

El monstruo, que perdido ha allí la traza,

sube en el aire y busca nueva caza

Y después compitieron las formas HAÍ Y HAY

...deziende del Padre de las lumbres, en el cual no haí mudanza ni sombra de variazion. Ansimismo nos es.. 1560. Pérez, Juan

a tiempo de nuestra partida; pero yá no haí paciencia para sovrellevár las sinrrazónes, quent 1768.

Hasta llegar a la forma actual hay, la cual finalmente se impuso.

Esta forma del verbo haber para designar existencia de algo sólo se conjuga como impersonal en tercera persona: hay naranjas, hubo fiesta, habrá pasteles, había pocas personas.

Así si pregunta que hay, que hubo, que habrá, que había, la respuesta es el complemento directo: naranjas, fiesta, pasteles, ya sea uno o varios, el verbo siempre está en singular.

Por tanto no podríamos decir hubieron muchas naranjas, o habían pocas personas siguiendo este orden en presente tendríamos que decir han muchas naranjas el verbo y el sustantivó en plural. Otra trasformación se verifica en la primera persona del plural en modo indicativo, la forma regular habemos, se elide en hemos, así podemos decir: hemos comprado dos naranjas y no habemos comprado dos naranjas. Prácticamente desde finales del siglo XVIII, despreció la forma habemos , salvo en algunos lugares donde no evolucionó el idioma a, sin embargo en los años ochentas del siglo pasado empezó a resucitar la forma habemos en sustitución de hemos : cargo de defenderla y regirla, y que todos habemos jurado seguir y sostener a costa de nuestras 1985 aquí sustituye a hemos. Este proceso de resurgimiento ocurre con más fuerza a partir de la década de los noventas, se rescata el antiguo significado de tener no como posesión sino como hacer un juicio de alguien como en la siguiente frase: los tengo por buenas personas, sobre todo en la jerga política y en la prensa. Es muy triste. Si habemos malos dirigentes es otra cosa, pero que no digan, 1996, México La corte nacional electoral dio su palabra final y ya conocemos qué gallos habemos. Bien hacen los candidatos en dirigir sus ojos a los jóvenes de 18 a 21 años. 1997 Bolivia. PRENSA Parece que existe una necesidad del candidato de incluirse en el discurso, de que sepan que él es también un gallo, pues no es lo mismo decir: y ya conocemos qué gallos hay, o y ya conocemos qué gallos tenemos, aunque podría decirlo así: y ya conocemos cuantos gallos somos; esta última es la recomendable.

Academicos Estudiantes IEMS